¿Sabies que Sanchis Guarner va manipular l'heràldica valenciana d'un mapa de Bernardo Espinalt?


EL MAPA DE ESPINALT Y UN DESPISTE DE GUARNER

En 1784 se publicó un mapa del Reino con orientación moderna; esto es, con el norte situado en la parte superior. El modelo alteraba el tradicionalmente empleado para el territorio valenciano por los cartógrafos holandeses. Lo que no ofrecía cambio era la heráldica valenciana, a pesar que el dibujante se dejó incluir por las normas barrocas y sustituyó el losange por una elipse. La causa de esta modificación se debió a la creencia de que el rombo solo simbolizaba ciudades, olvidando los estrafalarios eruditos del siglo XVII que el uso del losange por la "Ciutat y Reine" fue anterior al nacimiento de tal norma heráldica. El grabado contiene, bajo las armas del Reino, una cartela con la siguiente inscripción:

"Mapa del Reyno de Valencia (sic) Por D. Bernardo Espinalt y García. Oficial del Correo General de esta Corte y Socio de número de la R. Sociedad Matritense de los Amigos del País. Año 1784"

Espinalt informaba en "Atlante Español" -al cual pertenece el mapa-, que "el Reyno de Valencian tiene por armas (...) desde que le conquistó el Rey Jayme I de Aragón" las cuatro barras, pero también:

"al timbre Corona Real, y encima de la Corona un Murciegalo, de modo que está figurado en la estampa primera" (1)

Este escudo fue reproducido en el libro de Sanchis Guarner "La Ciutat de Valencia", aunque el escritor no tuvo en cuenta la afirmación de Espinalt. El particular encono que Guarner tenía hacia la corona y el Rat Penat, que pretendía que sólo fueran de la ciudad y no del Reino, le hizo ignorar la detalla descripción "de la estampa primera". Sanchis Guarnes escribe que este escudo es de la ciudad, ya que si fuera fiel al texto de Espinalt derrumbaría su teoría de que el Reino sólo tenía las barras y no la "Corona Real y encima de la Corona un Murcielago": es decir, los componentes de la Señera. Respecto al Rat Penat, y dentro de su particular cruzada contra él, Guarner llegó a publicar en el "Avuí" un artículo en que rechazaba la existencia del mismo hasta el siglo XVII. Pero el Rat Penat, gracias al pueblo que no olvida la tradición, superó la grave crisis de identidad dieciochesca. Una poesía festiva, escrita en 1797, manifestaba la permanente popularidad del vespertilio; factor que aumentaría la desconfianza de los melifluos eruditos castellanistas y catalanistas hacia el símbolo:

"El geroglific mes gran
que en Valencia ha susoit
desde que hi ha Rata Penat
que es lo mateix que si fora
desde que punt que la llevá
als Moros el Rey En Jaume
¡O, qué gran antiguetat! (2)

(1) Espinalt, Bernardo: Atlante Español, Madrid 1782, p.12
(2) Fiestas en honor del Beato Juan de Ribera, Valencia, 1797

Este fragment ha segut transcrit del fabulós llibre "Tratado de la Real Señera. Señeras Valencianas y Pedones Catalanes" del professor Ricart García Moya.

Ricart Garcia Moya es llicenciat en Belles Arts, historiador i Catedratic d'Institut de Bachillerat en Alacant. Les seues investigacions i treballs sobre l'historia valenciana i la llengua valenciana són de sobra conegudes.

Es un articuliste prolific en la prensa valenciana i espanyola. Ha colaborat en els diaris Información, La Verdad, Valencia Hui, Las Provincias, ABC, Diario 16, Heraldo de Aragón, Diario de Valencia, etc. En els seus articuls mai falta una abundant documentació i el sentit de l'humor.

Es autor dels llibres d'investigació: “Tratado de la Real Senyera” (1993), editat per l'Ajuntament de Valencia i que tracta sobre l'historia i l'heraldica valenciana. Els atres dos llibres posteriors “Historias del Idioma Valenciano” (2003) aixina com el “Diccionari historic del Idioma Valencià Modern, DHIVAM” (2008), estan dedicats a les investigacions sobre la llengua valenciana.

Añadir nuevo comentario