Vecinos de General Urrutia con miedo a la hora de pasear con sus mascotas


Parque Valencia

Los dueños de perros en el barrio de la Font de Sant Lluís estan en pie de guerra al encontrar cuatro perros envenenados. El "modus operandi" de este desalmado era colocar pequeños trozos de carne en un jardín entre la conocida calle Arabista Ambrosio Huici y la avenida Ambrosio Huici.

Un vecino que paseaba por la zona acompañado por su pastor alemán se percato de una bolsa repleta de huesos, restos de comida en donde se podía observar cierta sustancia "amarillenta" que posteriormente se pudo comprobar que era veneno. Y no sólo le bastada al presunto envenenador con repartir carne o huesos por la zona, sino también había envenenado el agua de varios cubos que colocaba a lo amplio del jardín para que el veneno actuará más rápido en los pobres animales.

Según ha informado Modepran, la empresa encargada del refugio municipal de Benimàmet, ya han fallecido cuatro mascotas por comer restos de la carne envenenada, además, han recalcado que varios gatos de las colonias felinas afectados por este veneno.

Lo peor de estas actuaciones tal y como nos comenta la Policía Nacional, es el peligro para los más pequeños, al tratarse de un jardín comunitario en donde juegan los niños, hay cierto temor en la zona por que ellos también puedan sufrir algún tipo de problema si tocan zonas afectadas y luego se llevan las manos a la boca, no sabemos que es lo que puede pasar, comentaba Requera.

Lo peor de todo es que no es el primer caso de envenenamiento en la ciudad, allá por 2004 se localizaron restos de comida envenenados causando la muerte de varios gatos en un mes.

Añadir nuevo comentario