Som Valencians apuesta por implantar un modelo de mecenazgo para salvar el Trinquet de Pelayo

El partido Som Valencians apuesta por salvar el Trinquet de Pelayo por medio de la aplicación de una Ley de Mecenazgo, para que las donaciones, las cesiones en uso y los convenios de colaboración con la Pilota Valennciana desgraven un 100% de su importe a la hora de tributar.

El partido politico Som Valencians muestra su preocupación por el riesgo real de que esta instalación deportiva con 147 años de historia se pierda, después de conocerse los problemas del actual gestor del Trinquete de Pelayo por mantener con vida este hito del deporte valenciano

Igualmente, Som Valencians incide en la aplicación de la Ley de Mecenazgo a nivel de la ciudad, para que las empresas instaladas en la ciudad de Valencia, que contribuyan en el mantenimiento de la actividad deportiva de la Pilota en el Trinquet de Pelayo, se desgraven integrament el importe de las ayudas al deporte valenciana, directamente de sus impuestos municipales.

El partido Som Valencians propone una Ley de Mecenazgo que regule y fomente tres modalidades diferentes: las donaciones (en dinero o en especie), las cesiones en uso y los convenios de colaboración empresarial. También se contemplaría el micromecenazgo o crowfunding. Las candidades donadas deberían, en todos los casos, desgravar el 100% de su importe a la hora de tributar a Hacienda.

Som Valencians apuesta por implantar un modelo de mecenazgo como el de Estados Unidos. Allí se promueven las donaciones a entidades sin ánimo de lucro que persigan un fin religioso, caritativo, científico, literario, cutural, educativo, humanitario o para el fomento del deporte aficionado. El 100% de la cantidad donada desgrava a la hora de pagar a Hacienda. De igual modo se fijan unas cantidades límite para evitar que ciudadanos o empresas no paguen impuestos.

“En Estados Unidos existe una gran tradición de mecenazgo. Allí todo el mundo dona dinero a instituciones filantrópicas o científicas, lo cual redunda para bien en el conjunto de la sociedad. Esto mismo es lo que queremos aquí. Es necesario que las grandes fortunas se impliquen en la conservación y fomento de nuestro patrimonio. Sólo así tendremos una sociedad más próspera y libre”, declaró Rafa Medina, responsable de la "Comissio d´Educacio, Llengua, Cultura i Deports de Som Valencians".

 Los incentivos que actualment están en vigor en España permiten deducir el 25% del IRPF a las personas físicas y el 35% del impuesto de sociedades a las empresas que inviertan en entidades sin fines lucrativos (esto excluye actividades culturales con fines comerciales). Por su parte, la Ley Valenciana de Mecenazgo contempla deducciones del 15% en el tramo autonómico.

 Son cifras muy alejadas de las que aplican otros países europeos para estimular las inversiones y las donaciones. En Francia existen reducciones del 60% para empresas y del 66% para particulares. En Italia, los incentivos a las empresas son del 100% y del 19% para personas. En Reino Unido las deducciones pueden llegar al 70%.

Añadir nuevo comentario